Red wine splashing from wineglass in heart shape

Ruta enológica por la Ribera del Duero

De vinos va la cosa, hoy os quiero hablar de la La Ruta del Vino Ribera del Duero, que se formó oficialmente hace un par de meses y cuenta ya con 149 lugares adheridos con previsión de seguir ampliando.

La iniciativa de la Ruta puesta en marcha a principios de noviembre consiste en proponer cuotas más atractivas y ventajosas para la promoción de la región.

Del total de 18 nuevos adheridos, hay representación de todos los sectores vinculados al turismo: desde alojamientos a restaurantes, pasando por museos o enotecas, entre otros. En los próximos meses, estos establecimientos ya estarán totalmente incorporados en la web, folletos, mapas y guías.

La Ruta del Vino Ribera del Duero recorre el corazón geográfico de la Península Ibérica y de Castilla y León, y abarca cuatro provincias: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Se extiende por una franja de 115 kilómetros de este a oeste y 35 kilómetros de norte a sur. Cuenta con más de 21.000 hectáreas de viñedo plantado y en la región se embotellan cada año casi 50 millones de litros de vino. La Ruta del Vino Ribera del Duero tiene su sede en Aranda de Duero y está gestionado desde el Consorcio Ruta del Vino Ribera del Duero, organismo de promoción enoturística de la región. Engloba a 5 asociaciones, el Consejo Regulador y 53 municipios que albergan 54 bodegas, 19 restaurantes, 25 alojamientos, 10 enotecas y comercios especializados, 21 museos y centros de interpretación, 2 spas, centros de degustación y cursos de cata, bares de vinos, un centro ecuestre, guías de turismo, transporte de viajeros y 4 agencias de viajes.