El lugar más antiguo de Irlanda – La colina de Tara –

El primer día que llegamos a Irlanda decidimos ir a uno de los lugares más antiguos de la isla y que no es muy popular entre los viajeros al menos en lo que yo llegué a leer para documentarme antes de nuestro viaje. Se trata de la Colina de Tara o el círculo mágico de Tara, un lugar de culto de los antiguos druidas celtas (edad de Hierro).

Así comenzó nuestra ruta, en lo que sería un camino circular por toda la isla, y es que Tara se encuentra a tan solo 40 minutos en coche del aeropuerto de Dublín, por lo que nos pareció que era una primera parada perfecta. Podéis ver como fue la visita en el vídeo de youtube que grabamos de aquel día, lo tienes al final del post.

Si no pones en contexto el origen histórico y místico de la colina de Tara, visitarlo te podría resultar un poco decepcionante ya que la vista que más impresiona es la que se adquiere a vista de dron (ahora está prohibido grabar)…así que una vez allí puedes tener una percepción visual un poco simplista…pero como cualquier otro asentamiento histórico o milenario, tiene una energía especial. Cuando nosotros estuvimos allí sentimos algo parecido a lo que vivimos al visitar otros lugares sagrados como los círculos de piedra como el de Stonehege u otros ubicados en el norte de Escocia.

Además, si esto sirve para convencerte, La Colina de Tara se encuentra en la lista de sitios propuestos para ser declarada Patrimonio de la Humanidad, por algo será :).

Te recomendamos que una vez llegues vayas directamente a la colina más alta para poder tener una vista generosa del lugar.

Es cierto que hay cierta controversia en torno a sus orígenes y los misterios de la colina de Tara, muchos historiadores han sugerido que fue el centro político y espiritual de la isla hasta la invasión cambro – normanda en el 1169. En lo que sí se coincide es en destacar que fue el asiento de los reyes  precedida por el periodo céltico, habiendo tenido hasta 142 monarcas, que ejercieron desde este círculo mágico con un status casi divino, ¿por qué? porque no eran reyes que llegaban al trono de forma heredada como las monarquías modernas, sino que tenían que ganar distintos retos y ser elegidos finalmente por la piedra del destino.

En la cima de la colina se encontramos Lia Fáil, la piedra mágica donde los reyes irlandeses eran coronados. La leyenda afirma que la piedra gritaba cuando el aspirante al trono, después de haber pasado distintos retos, la tocaba (la piedra gritaba), y era así como acababa siendo el legítimo rey.

Con la llegada de San Patricio todo lo pagano fue pasando a un segundo lugar, e incluso desapareciendo, es por ello que Tara dejó de ser un centro importante en este sentido. Es curioso que en el complejo encontramos precisamente una iglesia dedicada a San Patricio construida en la década de 1820, no dejes de pasear por su alrededor, tiene cierto encanto decadente de donde te pueden salir muy buenas fotos.

Os dejo con nuestro vídeo de la visita