Localizaciones de Braveheart – Glendalough Irlanda

Todos los que hemos visto Vikingos tenemos en nuestra retina el primer saqueo que hicieron al monasterio donde arrasaron una y otra vez, cargándose a los monjes que allí habitaban. Bien este monasterio existe, y aunque no es ciertamente el de Glendalough, cuenta la historia, que éste sufrió también numerosos saqueos igual que el de la serie. Cuando estás allí puedes recordar las escenas e imaginar como llegaron a través de los lagos del parque, y es que Glendalough en irlandés significa dos lagos, que cuando los veas te quedarás sin palabras.

El complejo monástico de Glendalough se  se encuentra a una hora y media en coche desde Dublín, nosotros veníamos de Ensikerry, así que el camino realmente fue más corto. Te aconsejo que vayas en coche, porque las carreteras de Irlanda son un espectáculo de vegetación, y este camino es uno de los más bonitos

La verdad que los restos que allí habitan no tendrían encanto sino fuera por el enclave de Wicklow, el parque natural mágico que ha acogido localizaciones como Braveheart o Excalibur, pasear por sus bosques es una experiencia increíble entiendes perfectamente porque llaman a Irlanda la isla esmeralda.

El origen de Glendalough

En este enclave, un joven llamado Kevin, descendiente de la familia real, decidió instalarse en el s.VI para llevar una vida contemplativa y ermitaña, imaginemos a alguien que se retira a las montañas para vivir en soledad… pues poco le duró porque pronto hubieron personas que quisieron sumarse a su estilo de vida, formándose una comunidad cristiana que vivió allí durante siglos, hasta el siglo XVII.

El hecho de que se instalara en Glendalough no es casualidad, resulta que el rey O’Tool de Glendalough había oído hablar mucho de Kevin y de que tenía habilidades curativas. El rey, que en ese momento tenía un animal enfermo, envió unos emisarios a preguntarle cómo podría recuperar el vigor de un ganso doméstico que había envejecido y que ya no era capaz de volar.

Kevin, muy seguro de que podía curarlo pidió a cambio que sele cedieran las tierras por la que el ganso pudiera volar después de curarlo. El rey, un poco incrédulo de que el ganso pudiera volar demasiado, aceptó encantado.

Cuando Kevin tocó al pájaro, este voló sobre el valle entero, así que ni corto ni perezoso fue hacia la tierra que más tarde fue utilizada para establecer el monasterio de Glendalough.

El asentamiento que allí se formó adquirió tal importancia alrededor de ella, que se convirtió en sede episcopal. De hecho, actualmente está incluida en la archidiócesis de Dublín.

De Kevin hay que decir que fue un hombre que no disfrutaba de la compañía de otros, sino que estaba siempre en el bosque o en el prado con los animales, según las leyendas sobre su vida. Se retiraba al bosque que se extendía en las inmediaciones del monasterio y que tomó el nombre de Hollywood.

En breve subiré más contenido sobre Irlanda, estoy segura de que te encantará… mientras descubre como fue nuestra visita